El principio de la Pitufina: cuando ser mujer es un rasgo de personalidad

¡Saludos! Hoy vengo a hablar de un término que descubrí hace poco y que me llamó muchísimo la atención. Tal y como veis en el título del post, se trata del principio de la Pitufina.

pitufina
La susodicha

Prácticamente todos y todas conocemos a los famosos Pitufos. Se trataba de una serie de dibujos sobre una aldea poblada de diminutos seres azules. Todos estos seres azules eran personajes masculinos excepto una.

Pero eso no es todo. Los pitufos tenían nombres divertidos como pitufo gruñón, pitufo bromista, pitufo vanidoso… dependiendo de su principal rasgo de personalidad. Sin embargo, el nombre de esta única pitufa es pitufina. No es la pitufa graciosa, ni la pitufa fiestera, ni la pitufa estudiosa. Es solamente la pitufina y, para más inri, en diminutivo.

Estas son las dos principales características del principio de la pitufina. Cuando hablamos de una obra ficticia que cumple este principio, nos referimos a una obra en la cual el protagonismo de la historia recae sobre un grupo de personajes, de los cuales solamente uno es una mujer.

Y muchas veces, el hecho de ser mujer ya es suficiente para definir su personalidad. O sea, es una mujer, va a ser fan del rosa, cursi, romántica y demás clichés baratos.

digimon frontier
El extrovertido, el introvertido, el amable, el gracioso, el miedoso y… la chica.

Algo falla cuando ser mujer es un rasgo de personalidad. Y, sobre todo, algo falla cuando ser una en un grupo de 6 o 7 personajes es lo normal. Y si, por el contrario, se trata de una serie con un grupo de 3 o 4 chicas y un chico, entonces es una serie dirigida a chicas. No es una serie para todos los públicos.

Dora y sus amigos en la ciudad
Me pregunto cuántos padres y madres pensarán que esta serie está dirigida a sus hijos y no solo a sus hijas.

Creo que, las personas que creamos o queremos crear ficción, debemos revisarnos con más motivo que el público general en todos estos aspectos. Hay ciertos aspectos que considero que están relacionados con este principio, además de lo más obvio, y por ello quería comentarlos también.

Para empezar, es curioso cómo, cuando una obra tiene una protagonista femenina, es más sencillo pensar: “listo, ya está, tenemos una chica fuerte e independiente, no hay machismo por aquí”. Pero después vas al resto de personajes y te encuentras con su amigo, su novio, su profesor, su hermano, el villano, el conductor del autobús y el señor que paseaba a su perro ese día. ¿Y las mujeres?

Lo que vengo a decir es que poner una prota super guay está muy bien, pero también tendrá mujeres relevantes en su vida, digo yo.

Y no solo eso, también habrá mujeres en la ciudad, digo yo.

Usualmente, cuando en una serie o videojuego realizan un plano donde incluyen a un gran grupo, me fijo en si hay mujeres. Y la verdad es que muchas veces no las hay.

Por eso os aconsejo que, en ese ejército invencible de las mil espadas lleno de soldados de relleno, incluyáis mujeres. En esa reunión de ejecutivos random que discuten de finanzas antes de que el superhéroe atraviese la ventana en su lucha con el malo, haya ejecutivas. O ese taxi que toma el protagonista para ir al aeropuerto a evitar que el amor de su vida se vaya para siempre, podría estar conducido por una mujer.

Ojalá este post os haya gustado y os haya servido de algo. Sigamos trabajando por una ficción más inclusiva y diversa.

Gracias y hasta la próxima.

La crítica literaria

Muchas veces, cuando escribimos, nos encontramos con comentarios de los lectores sobre nuestras obras. Si somos aficionados que escriben fanfics, normalmente los demás usuarios cuentan con la posibilidad de dejar sus comentarios. Si hablamos ya de autores que han publicado, probablemente tanto las redes sociales (principalmente Goodreads) como otros medios del estilo de blogs o canales de Youtube, se llenen de opiniones y reseñas de su obra.

Aquí es donde aparece la figura de la crítica.

¿Una crítica es poner verde una obra?

critico-literario

No. También existen las críticas positivas. El problema viene cuando la palabra crítica se dota de connotaciones negativas que no tendría por qué tener.

Una crítica es, simple y llanamente, un análisis de una obra. En dicho análisis se ponen de manifiesto los elementos que componen esa obra y cómo han sido manejados por el autor/a para que el público reciba una impresión concreta. Y que sea precisamente alguien de ese público quien manifieste cómo ve la obra es importante en tanto que el autor/a nunca va a contar con ese punto de vista por si mismo/a.

Críticas constructivas y destructivas

Se suele tildar de “crítica destructiva” todo aquel comentario que insulta o desvaloriza una obra sin aportar razones para ello. Personalmente, no considero que esto sea crítica (en el sentido de crítica artística), sino simple hate. El problema aquí es cuando las verdaderas críticas se tachan de “críticas destructivas de gente que no vale la pena” simplemente porque están redactadas desde la mordacidad, el sarcasmo o un estilo más, digamos, hosco.

Recordemos que la crítica literaria es, en si misma, un género. Quien abre su blog y escribe una reseña, está realizando una labor de escritura. Es decir, que tiene estilo. Y ese estilo puede usar el sarcasmo, la ironía o ser muy directo.

Ojo, con esto no quiero decir que nos creamos al primero que pase y diga que nuestra obra es mierda. Vamos a ver algún ejemplo de posibles comentarios:

  • Comentario 1: La trama está muy bien hilada y es muy original, pero quizá deberías trabajar un poco más en el desarrollo de los personajes, pues no me ha quedado muy claro cómo piensa Hermione en este fic. En esta escena dice X, pero en la siguiente hace Y, y no veo el paso lógico que hace para llegar de uno a otro.
  • Comentario 2: Sinceramente, este fic es basura. El personaje de Hermione está tan mal llevado que en una escena hace X y en la siguiente hace Y, porque patata. Muy creíble, vamos.
  • Comentario 3: Sinceramente, este fic es basura. La pareja de Harry x Hermione es lo peor.

El primer comentario es, claramente, una crítica constructiva, pues está señalando desde la “buena fe” un fallo del escrito. El tercer comentario, en cambio, insulta el escrito solo porque no le gusta la temática, lo cual no lo hace malo, simplemente hace que no le guste. Por tanto, lo llamaríamos “crítica destructiva”, aunque no me guste esa expresión.

Pero ¿y el segundo comentario?

Cuando leemos algo así, muchas veces nos ponemos a la defensiva. Es normal, se están metiendo con nuestro escrito, con aquello a lo que hemos puesto tiempo, esfuerzo, cariño… y lo tachan de basura. Sin embargo, tenemos que darnos cuenta de que está aportando exactamente las mismas razones que en el primer comentario.

Podemos estar más o menos en contra de ser tan borde, podemos pensar que esa persona es una maleducada… pero ¿está mal su crítica? Sinceramente, no considero que una persona que acaba de leer un producto más que mediocre deba, por necesidad, edulcorar su discurso solo porque pobrecito/a el autor/a.

Hemos de tener muy en cuenta, cuando hacemos pública cualquier obra, que nos estamos exponiendo a la opinión de la gente. Y esa opinión no tiene por qué ser buena. Si está fundamentada, es válida. Hacerse la víctima no va a ayudar a mejorar un escrito. Atender a la crítica, revisarse desde ese ángulo, contrastar opiniones… ese tipo de respuestas sí que pueden ayudar a que tu próximo escrito sea mucho mejor.

Afrontar las críticas

Vamos a ver, desde ya dejo claro que no soy ninguna experta. Hablo desde mi experiencia y me gustaría conocer otros puntos de vista. Pero desde el mío, lo principal cuando se trata de encajar una mala crítica es tener claro que nadie te está atacando a ti como persona, sino a tu obra. (Es más, si te están atacando a ti como persona, no es una crítica, es un troll o hater o como se le quiera llamar)

Lo que quiero decir con esto es que una obra literaria es el resultado de un proceso que ha requerido trabajo, esfuerzo y dedicación. Si el resultado no ha sido el esperado, simplemente ha fallado alguna de estas cosas: requería más trabajo, más desarrollo, más documentación… Y nada de esto quiere decir que seas mal escritor/a, pues todo el mundo cometemos errores.

En el arte, existe la falsa concepción de que las cosas llegan por “inspiración” y por talento y, por tanto, si el resultado no es bueno, es que “no estabas inspirado/a” o, peor, no tienes talento. Pero nada más lejos de la realidad. Hay que mentalizarse de que es trabajo y, si no sale bien, hay que seguir trabajando en ello.

Y vosotros/as ¿qué opinión tenéis sobre este tema? Me encantaría conocer vuestro punto de vista.

Hasta la próxima.